empresa
foto_empresa01 foto_empresa01 foto_empresa01 foto_empresa01
Importamos, seleccionamos y tostamos...

Desde el principio de nuestra actividad y guiados por el afán de hacer un buen café a la taza, mezclamos las mejores calidades de café verde para obtener el resultado propuesto.

Compramos los mejores cafés en las bolsas de Nueva York y Londres. Una vez solicitada la muestra del café, nuestro Departamento de Calidad se encarga de realizar la cata y si encuentra alguna deficiencia, la rechaza y pide nuevas muestras de café.

Para mantener la calidad del café, una vez seleccionado, pasamos al proceso totalmente automatizado de tueste y mezclas. Para ello contamos con maquinaria alemana de última generación que nos permite conseguir el sabor óptimo de nuestros productos.

Siguiendo esta línea de garantizar la calidad, cuidamos al máximo todo lo relacionado con las misma. El café descafeinado cuya proyección es cada vez mayor, lo enviamos a Hamburgo (Alemania) donde satisfacen todas nuestras exigencias en el proceso de descafeinización.

Asímismo, somos igual de exigentes en la elaboración del torrefacto (café más azucar). Tostando el café a unos 200º le añadimos el 12% de azucar de primera calidad que se disuelve y forma una peculiar película de azucar quemado, dándole así un sabor fuerte que los amantes de este café aprecian gustosamente.

Para dar un servicio óptimo, en la actualidad Cafés Durban dispone de una flota de 24 vehículos de reparto y promoción. Con ello, conseguimos una venta anual de más de 700.000 Kg. al año de café tostado en bares y cafeterías.